EL MIEDO FRENA EL DESEO DE PEDIR EL DIVORCIO

De la Revista la Familia…

El divorcio es una realidad cada vez más palpable. En Ecuador, entre el 2006 y el 2016 las separaciones se incrementaron en un 83,4%.

A escala mundial, las estadís­ticas muestran que la mayoría de demandas de divorcio es planteada por mujeres. La razón es sencilla, según los expertos: ellas son capaces de romper con relaciones infelices más fácilmente que los hombres.

Un estudio realizado por el bufete de abogados británico  Slater & Gordon, demostró que la principal razón por la que los esposos infelices continúan con sus matrimonios  es el miedo, piensan que no tendrán el valor de tomar la decisión.

De esta investigación se obtuvo que hay 10 razones por las que las personas no se divorcian. Las principales son: no tener el coraje para hacerlo, temer arrepentirse, pensar que va a tener un impacto muy grande en los hijos o en la familia y no poder mantenerse económi­camente solo.

Estos miedos los llevan a soportar circunstancias que en condiciones ‘normales’ no lo harían. El tema de los hijos es uno de los más complicados de lidiar para los hombres, por ejemplo, según el terapista de parejas Pablo García.

La sensación de “perder” a los hijos es lo que hace que se viva una especie de “martirio”, porque se debe permanecer al lado de una persona a la que ya no se quiere, solo por vivir bajo el mismo techo de sus hijos.

Sin embargo, según el terapeuta Juan Diego Humpierres, poner la ‘carga’ de un matrimonio fallido sobre los hombros de los hijos es inaceptable, porque ellos llegan a sentirse responsables de que sus padres sean felices y se mantengan juntos, a pesar de que no quieran hacerlo.

El matrimonio no puede ser una carga para ninguna persona. Se debe intentar solucionar los problemas de la pareja, pero si no es posible hacerlo, mantenerse en una ‘prisión’ por miedo, comodidad o presiones ­externas no puede ser la so­lución jamás.

Algunos datos

En el estudio realizado en Reino Unido, un cuarto de las personas entrevistadas dijo no seguir enamorado de su pareja y 3 de 10 consideraban separarse o divorciarse.
El miedo a la soledad y el tema económico son algunas de las consideraciones que hacen que las parejas no se divorcien.
Cuando existe unaruptura,  los hombres vuelven a casarse. En Ecuador, 11 940 personas divorciadas volvieron a casarse en el 2016. La mayoría de ellos eran hombres.
A partir de los 40 años los hombres se divorcian más, frente a las mujeres.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *